De Utopias y Pensamientos

Utopia MapDesde que inicio la historia siempre hay un pensamiento que todos en algún momento de nuestras vidas lo llegamos a tener, todos analizamos nuestra sociedad o grupo en el que vivimos y pensamos como seria una sociedad perfecta. Muchos gobiernos con cabezas de estado desde lo mejor que nos ha dado la historia hasta lo más infame han tomado como estandarte de su existencia la búsqueda de esa sociedad superior, perfecta, donde todos sus habitantes logren la realización de su vida.

Varios filósofos también se dieron a la tarea de idealizar sociedades perfectas, desde la república de Platón, que sirve como modelo para las repúblicas actuales, la utopía de Tomas Moro, que además del análisis de lo que sería una sociedad perfecta nos lleva de nuevo de regreso a la conclusión de que son muy difíciles de lograr o a lo mejor imposibles.

Así que, qué tal si participamos en el experimento; vamos a idealizar una sociedad perfecta, donde la utopía es la realidad, entre varias otras cualidades esta sociedad tendría:

  • Un sistema económico donde la prioridad del estado es el logro de sus individuos, de esa manera la búsqueda de carreras adecuadas para cada uno de sus ciudadanos es prioridad, el trabajo hecho en lo que se gusta bueno no solo para la economía por que la producción mejora, sino, también es satisfactorio para el individuo, una vida de logros en el campo que nos gusta puede ser mucho mejor recompensa que vacaciones pagadas.
  • Aquellos que hacen negocios lo hacen con la verdadera intención de ofrecer un servicio o producto que mejore la vida de sus consumidores, es más importante el reinvertir las ganancias para ayudar a el crecimiento de la economía que solo guardar el capital o hasta utilizarlo en labores altruistas ya que no serán necesarias.
  • La educación del pueblo no solo se concentrará en habilitar en el individuo para encontrar su carrera adecuada, sino que también en educar al individuo en cómo vivir una vida plena. Programas que incluirán materias como:
    • Mantener la calma y mejorar el temperamento
    • Como ser feliz y más amable
    • Conocer mejor el propio ser, conocer los propios problemas psicológicos del individuo, entre otros.
  • Las relaciones amorosas en esta sociedad serian un-románticas, la gente seria muy educada en sí misma y no esperarían a la “persona indicada” en lugar de eso serían capaces de entender y expresar sus sentimientos y capaces de comunicar sus percepciones a sus parejas, con la confianza de indagar honestamente los problemas propios y de la pareja.
  • Habría educación para ser un buen padre. Esto ayudaría a transmitir una forma de vida adecuada a sus hijos, lo cual ayudaría a proporcionar una salud psicológica adecuada, ningún joven crecería queriendo ser una celebridad.
  • Las noticias son dadas más bien con la intención de educar y mejorar a la sociedad y son analizadas para entender lo que se ocuparía cambiar en la sociedad.
  • Junto con un sistema d salud funcional y de calidad, el departamento de salud administraría las artes, el arte solo por hacer arte ya no es necesario en esta sociedad, sino más bien el arte es usado para mejorar la calidad de vida, proyectando los medios, para que las personas se vuelvan mas analíticas, calmadas, amables y propositivas.
  • Esta sociedad, aunque suena paternalista es una democracia, los ciudadanos participan en su gobierno y los gobernantes trabajan para su sociedad garantizando que todo aquel individuo de esta sociedad alcance su potencial real. De esta manera los ciudadanos sentirían un patriotismo no forzado o enseñado, pero sino más bien un patriotismo natural debido al gusto de participar en dicha sociedad.

Vaya que idealizar una utopía tiene por consecuencia sentimientos encontrados inclusive en uno mismo, a todos nos agradaría una sociedad en la cual logremos nuestras metas profesionales, pero en el mismo sentido nos cuesta algo de trabajo entregar nuestras más profundas libertades como la educación en temas que consideramos tan personales como las relaciones o el ser padre.

Si bien es cierto que hay países en la actualidad donde varios de estos aspectos de la vida de sus habitantes son regulados, la utopía todavía se encuentra a algunos pasos de distancia, talvez sea porque analizando los puntos anteriores nos damos cuenta que lograr la utopía es el trabajo de sus ciudadanos y hay quien pudiese argumentar que si hay un espíritu débil ante la abundancia es el humano, desde los tiempos más antiguos siempre se ha venerado a aquellos líderes que al llegar al poder no abusan de el mismo, porque es bien sabido como dijo el autor, poeta y pensador Alphonse de Lamartine “no es solo el esclavo quien es mejorado al volverse libre… El maestro no gano menos desde ningún punto de vista… porque el poder absoluto corrompe hasta las mejores naturalezas”. El poder corrompe.

Quien no ha tenido esa experiencia en un lugar de trabajo donde un nuevo supervisor cambia al tomar el puesto y se vuelve abusivo ante sus compañeros de trabajo. Un cambio social hacia la utopía requiere el cambio del ser humano y ahí es donde radica nuestro dilema, cambiar la esencia de nuestra humanidad es algo que nos da temor, inseguridad y hasta enojo, es por eso que cuando hay alguna idea utópica nos asusta. Como aquellas ideas de utopía que caen en la descripción de conspiraciones como las piedras guía de Georgia.

Georgia_GuidestonesEn un evento envuelto en un misterio, en el año 1979 un hombre con seudónimo R.C. Christian compro un terreno en el condado de Elbert en Georgia en los Estados Unidos y comisiono todo pagado en efectivo un enorme monumento que se le conoce coloquialmente como el stonehenge de América y son Las Piedras Guía de Georgia. Es una escultura de unos 6 metros de alto con 6 losas de granito que pesara alrededor de 100 toneladas métricas, A demás de tener guías astronómicas por medio de grabados y agujeros en la loza central, el monumento dicta las normas a seguir para una nueva era de la razón, una utopía para el grupo que la construyo que como dice la piedra de información a un lado del monumento fue “Un pequeño grupo de americanos en busca de una nueva era de la razón”. En su parte de arriba el monumento tiene escrito en cuatro idiomas antiguos “Que éstos sean los principios de una Edad de la Razón”, en las losas verticales de los lados los explica en 8 idiomas actuales y son:

  • Mantener a la humanidad bajo 500,000,000 en perpetuo equilibrio con la naturaleza.
  • Guiar sabiamente a la reproducción, mejorando la idoneidad y la diversidad.
  • Unir a la humanidad con una nueva lengua viva.
  • Guiar la pasión — la fe — la tradición — y todas las cosas con la razón templada.
  • Proteger a los pueblos y a las naciones con leyes y tribunales justos.
  • Dejar a todas las naciones gobernarse internamente, resolviendo las disputas externas en una corte mundial.
  • Evitar leyes mezquinas y funcionarios inútiles.
  • Equilibrar los derechos personales con los deberes sociales.
  • Valorar la verdad — la belleza — el amor — buscando la armonía con el infinito.
  • No ser un cáncer sobre la Tierra. — Dejar espacio para la naturaleza. — Dejar espacio para la naturaleza.

Tal vez este modelo utópico sea perturbarte, especialmente por la parte de la despoblación del planeta. Puede ser parte de una conspiración o solo un monumento que un grupo con el poder económico hizo para idealizar su utopía.

Si bien la utopía es un lugar idílico requiere del subyugamiento de muchos de nuestros gustos y libertades, todos vemos la utopía ideal de una manera distinta. Probablemente esta fue la razón por la cual Tomas Moro la llamo a la isla idílica utopía del griego ou (“no”) y topos (“lugar”), que simplemente significa “no es un lugar” o “no lugar”. De esta manera debemos volver los ojos hacia nuestras sociedades y analizar si Tomas Moro tuvo razón en el párrafo: “En verdad cuando considero cualquier sistema social de los que existen en el mundo moderno, no puedo -por eso, ayúdame Dios- verlo como otra cosa que una conspiración de los ricos por imponer sus propios intereses bajo el pretexto de organizar la sociedad”.

Aun así, pensar en la utopía nos permitirá idealizar un mundo mejor donde tal vez seamos felices, exitosos y tolerantes con nuestros semejantes.

Deje un Comentario