¿Es natural para el hombre practicar la guerra?

Desde los inicios del análisis de la condición humana nos encontramos con un debate muy importante para la definición de nuestra condición social; ¿Es la guerra una parte natural de nuestro comportamiento? La pregunta es en si tan antigua como la contemplación de la existencia ya que nos ayuda a definir lo que somos.

rosseauhobbesEn su libro “El contrato social” Jean-Jaques Rousseu nos habla de que el hombre nace libre y que en todos lados esta en cadenas, que la conexión con la naturaleza nos regresa a un estado de salvajes nobles donde vemos cooperación, entendimiento y la habilidad de conectarse a la naturaleza para participar de ella en armonía con los semejantes. En contraste el filosofo ingles Thomas Hobbes en su libro Leviatán nos presenta la idea de que la vida del hombre primitivo era solitaria, pobre, sucia, bruta y corta, al final era la civilización en donde el hombre podría encontrar el orden de su existir, las leyes le proporcionan la manera (A consideración de Hobbes) de dejar sus acciones y deseos malvados detrás para poder acceder a la cooperación con sus semejantes.

Podríamos resumir que Hobbes plantea que la naturaleza humana es mala y la civilización es buena y Rousseau dice que la naturaleza humana es buena y la civilización es mala. Y vaya que se convierte en un debate filosófico muy complejo, que nos lleva a cuestionar la fundación moral de nuestra educación y toca hasta las fibras religiosas cuando llevamos a consideración el génesis bíblico donde también tenemos la referencia del origen de la violencia con Cain y Abel al tener un altercado por los recursos, todo esto después del abandono del estado inocente y natural de sus padres en el Eden. Pero ¿Que evidencia tendríamos para sustentar las teorías, contemplaciones filosóficas y/o religiosas de cada uno de los argumentos?

Desde el inicio de ciencias como la arqueología, antropología y la paleontologia formales se ah discutido este tema y la evidencia sigue surgiendo. Desde la prehistoria en el neolítico nos encontramos con actividades bélicas mas o menos organizadas y estructuradas, con el origen de los primeros estados podemos ver rastro histórico de las batallas entre pueblos o grupos por el control y acceso a recursos. A esta violencia intergrupal se le puede considerar una guerra y es diferente de la violencia interpersonal donde el conflicto es entre dos individuos que podrían inclusive pertenecer al mismo grupo. ¿Donde surge esta violencia intergrupal? Ese es el punto donde podremos establecer el origen de las guerras y si estas son de carácter natural o el resultado de una necesidad evolutiva o tal vez un efecto secundario de la civilización.

En el mundo natural  se pueden observar los comportamientos violentos de manera interpersonal e intergrupal, especialmente en el caso de los chimpancés nuestro pariente animal mas cercano en el cual manadas compiten entre si de manera violenta para mantener acceso a los recursos alimenticios y oportunidades reproductivas, por lo cual seria de esperarse que los hominidos precursores a la especie humana se comportaran de manera similar. Esta es una de las primicias de la teoría del “mono asesino” del anatomista y antropologo Australiano Raymond Dart que sugiere que la guerra y la violencia fueron ingredientes y no resultado de la evolución humana y que han acompañado al hombre desde la noche de los tiempos. Una filosofía similar fue justificada con la hipótesis científica del etologo alemán Konrad Lorenz, El especialista en comportamiento animal publicó “On Aggression” donde el análisis lo hace deducir que que los animales, particularmente los machos están naturalmente programados para pelear por los recursos, según su tesis este comportamiento debe ser considerado  parte de la selección natural , y continua marcando que las agresiones que conllevan lesiones considerables o a la muerte llevarían a una especie a extinguirse sino existiera esa función para el comportamiento violento, a pesar de que no analiza el concepto de la comparación de los actos violentos con los actos pasivos como el apareamiento, cuando llega a analizar este comportamiento en los humanos Lorenz discute la existencia de un modelo ‘hidráulico’ para las emociones e instintos entre ellos la violencia que se acumulan si no se liberan, una tesis compartida por el padre del psicoanálisis Sigmund Freud. Aun así este trabajo de Lorenz también ha sido muy criticado, uno de sus detractores era nada mas ni nada menos que Erich Fromm cuyos grandes trabajos sobre humanismo también abordaron el carácter de naturaleza del bien y del mal en ser humano y como el ser capaz de determinar la diferencia entre ambos es una virtud.

En la universidad de Utah el biólogo David Carrier y el medico Michael H. Morgan analizan la posibilidad que la estructura osea de nuestras caras es el resultado evolutivo de la necesidad de sobrevivir el daño que ocasionaran las lesiones por peleas, su análisis que toma como elementos cambios evolutivos en los hominidos del genero austrolopitecus hasta el hombre moderno como el aumento de robusticidad en los huesos del cráneo y mandíbula mas factibles a fracturarse en correlación a las modificaciones musculo-esqueletales que permitieron el poder hacer un puño con la mano y así poder poder golpear mas efectivamente a un contrincante, también el cambio mas marcado en los varones tanto de austrolopitecus hasta el humano moderno donde esas áreas del cráneo son mas gruesas, todo esto en relación como una carrera evolutiva entre agresor y agredido.  Todo esto en análisis aun.

Al momento los datos científicos y la evidencia sugiere una tendencia entre los primeros hominidos hacia la cooperación, una razón muy citada es el hecho de que a pesar que en muy diversos lados podemos encontrar evidencias de pinturas rupestres estas no muestran un pasado lleno de conflictos bélicos, esto entre otras consideraciones y evidencia sugieren así mas cooperación. Aun así la ciencia no es un camino donde se llegue a las conclusiones finales y no se analice mas, la ausencia de evidencia no siempre es evidencia de ausencia.

sndr 3Y como es de esperarse también hay varios descubrimientos arqueológicos que nos relatan una historia violenta desde antes de la llegada del hombre a la tierra, en el año 1960 fueron descubiertas las tumbas de Shanidar en el actual Iraq, en la tumba Shanidar 3 fue descubierto un individuo que sufrió una herida en las costillas que muy probablemente le costo la vida , los análisis actuales han demostrado que este individuo sobrevivió por un corto periodo de tiempo lo que podría haber sido un ataque y una muestra de violencia interpersonal en el paleolítico entre 50,000 y 75,000 años atrás, varios científicos aun se debaten si en realidad fue un ataque a corta distancia o si tuvo la mala suerte de caer victima de una lanza durante una casería. Si se llega a demostrar que esta fue una herida ocasionada por un pelea tendría grandes implicaciones ya que el individuo no era del genero homo sapiens sino mas bien un neandertal  y el tiempo durante el que recibió su herida coincide con el tiempo en el cual los humanos modernos empezaron a llegar a esos territorios. La ciencia de la genomica nos a permitido deducir que hubo bastantes casos en los que hubo mezcla genética entre humanos modernos y neandertales, se sabe que hasta un 4% de la población de Europa y Asia tiene rastros genéticos de neandertales pero el debate si el ser homo sapiens fue el artífice de la extinción de los neandertales esta todavía por saberse, esto tiene implicaciones para nuestro debate ya que si los seres humanos eliminaron a los neandertales tendríamos la imagen de un grupo invasor y violento que declaro la guerra mucho tiempo atrás.

arsimadehueTambién en España el profesor Juan Luis Arsuaga de la Universidad Complutense de Madrid lleva trabajando bastante tiempo en la ‘Sima de los huesos’, un antiguo cementerio con una antigüedad de hace 430,000 años en el que eran arrojados los restos mortuorios por los que se presume eran habitantes de la región , la cueva que hasta la fecha ah arrojado mas de 7000 fósiles correspondientes al menos a 28 individuos que fueron arrojados en la cripta. Ademas de lo fascinante de encontrar procesos para el manejo de muertos en una época tan antigua es muy importante para entender como nuestros antepasados hominidos veían la muerte pero un descubrimiento ah sido gran razón de análisis entre el mundo arqueológico y antropológico, el cráneo numero 17 muestra rasgos de un asesinato. Un análisis en el cráneo sugiere que el individuo sufrió golpes en la parte izquierda repetidamente y con un angulo similar lo que muy probablemente descarta que se haya golpeado en el mismo lugar 2 veces al caer en la cripta, ademas el cráneo no muestra signos de que haya sanado lo que sugiere que esa fue la razón de su muerte. Por medio de el análisis genético se ah descubierto que los individuos pertenecían al genero Homo heidelbergensis, una especia anterior a los neandertales, lo que podría suponer el asesinato mas antiguo del que se tiene registro.

Este año fue descubierto también en el lago Turkana en Kenya el sitio de lo que los investigadores suponen fue una masacre, con restos fósiles que datan de hace 10,000 años se supone fue una masacre entre grupos nómadas algo que contradice el pensamiento de que el origen de la guerra se dio entre grupos sedentarios. En 1964 fue descubierto el sitio 117 en Sudan donde también se mostraba una una masacre hace 13,500 años, se recuperaron 59 cuerpos pero se llego a la conclusión de que el sitio era un pueblo establecido. La implicación de que en el lago Turkana se haya producido una masacre de este tipo es algo que ocasiona mucho debate entre especialistas, con 12 esqueletos completos de los cuales 10 muestran signo inequívocos de violencia así como parte de otros 15 muestran una imagen de gran violencia en un ataque que muestra muchos signos de haber sido planeado y preparado, los esqueletos de mujeres y niños así como el de una mujer encinta con un feto de 6 a 9 meses en su vientre que muestra signos de haber sido sujetada antes de propinarle los golpes letales son muestra de la horrible escena que sucedió a las orillas del lago.

turkn

El debate sobre el origen de la guerra es un tema que alude a nuestra humanidad, comprender que ocasiona una guerra es algo de vital importancia. Puede ser algo que este directamente escrito en nuestros gentes o una acción meramente cultural pero comprendernos a nosotros mismos como individuos, sociedad y especie sera la manera de crecer cambiar y mejorar nuestro mundo. Entender por que practicamos la guerra sera un avance sobre nuestra propia definición de lo que es ser humano.

Deje un Comentario