Bellos principios VS. Bellas Maneras

Nuestro mayor propósito es “el hambre” de comunicación, y poder  llegar a usted a través de esta medio, y si es posible establecer un lazo estable de comunicación mutuo ya que tanta falta nos hace a la humanidad en general hoy por hoy. Nuestro mayor propósito es “el hambre” de comunicación, y poder  llegar a usted a través de esta medio, y si es posible establecer un lazo estable de comunicación mutuo ya que tanta falta nos hace a la humanidad en general hoy por hoy. Como ya  le hemos dicho antes, nuestro cambio de la impresión en papel a lo cibernético es simplemente porque nos hemos actualizado, ya que la prensa escrita tiende a desaparecer, y todas (o casi todas) las publicaciones ahora son “on line”  de manera que ya estamos a la moda. Pero  fíeles a nuestra línea editorial; seguiremos buscando y ofreciendo información sobre nuestros antiguos usos y costumbres, esperando que a la postre le sirvan de algo en esta terrible sociedad de consumo que nos ha tocado vivir.En esta ocasión déjeme poner como ejemplo las fiestas de XV años y sus consecuencias cuando actuamos solo por impulso. Claro está que cumplir quince años es un gran acontecimiento en nuestra sociedad latinoamericana, de suyo la mayor intención es ir a su iglesia (cualquiera que sea) y dar gracia a Dios por la enorme satisfacción de haber llegado a la edad de las ilusiones, y por fin…dar el salto de niña a mujer.Las niñas que están  en esta maravillosa edad de los XV años, todo lo ven “color de rosa”,  no en balde es conocida esta etapa de la vida como “la edad de las ilusiones”. Todo les parece fácil, nada les preocupa, la “vida es un sueño”…y esta bien. Solo que,  si no se les establecen bases solidas en su comportamiento desde esta temprana edad, muy pronto (dentro de 6 años, mas o menos, ellas serán toda una dama) así que: si no les enseñamos el mundo donde se habrán de realizar como seres humanos, serán una estadística mas en este cambiante e intrincado mundo lleno de ambición, falsedad  y consumismo,  por tanto como padres de familia tenemos la gran responsabilidad de crearles un futuro a través de una guía inteligente y basada en principios sanos, buenas costumbres, ética y moral.  Para que ellas mismas sean autosuficientes cuando les toque ser protagonistas en el mundo futuro que ellas  afrontaran.La única razón porque hago esta acotación es para informar a usted padre de familia y a sus lindas quinceañeras, que la fiesta  de quince años es muy importante, pero más importantes aun, es no derrochar lo que no se tiene y quedar endeudados por satisfacer una simple idea de protagonismo. Si, hágale la fiesta de quince años a su nena, pero no se sacrifique mas de la cuenta, ya que: “valen mas bellos principios que bellas maneras” y de eso si que debemos preocuparnos. Solo tiene que echar una vista a su entorno para darse cuenta cuan importante es saber invertir nuestros haberes en forma inteligente.Cierto es que a esta edad las jóvenes están experimentando cambios radicales en su vida, tales como: saber que les gustan los chicos e investigar por que? el descubrimiento y la metamorfosis de de su cuerpo y sus zonas erógenas como consecuencia de sus los cambios hormonales y todas sus consecuencias, en síntesis, dejan de ser niñas para convertirse en mujer, luego entonces es de vital importancia como padres de familia mostrarles el camino a seguir, como? Enseñándoles las cosas mas bellas y esenciales para afrontar la vida, desde luego basándonos en un ejemplo sano e inteligente A esta edad  los seres humanos somos muy susceptibles al hedonismo; una cultura que considera el placer como fin de la vida, a esta edad nada queremos saber de responsabilidades, nos volvemos rebeldes y fatuos, pero…no se trata solo de ver los defectos, sino las causas y como contrarrestarlas ya que de una buena guía y educación depende que su nena sea en el futuro un ser humano excepcional.Y no se trata de cargar a su nena de responsabilidades ni nada por el estilo, sino de amor, respeto, comprensión y comunicación. Y esto vale para su quinceañera muchísimo más que cualquier fiesta y/o banquete.Con esto no quiero decir que no le haga su fiesta a su nena, sino que  hay que evaluar todos los aspectos de la vida para conseguir el balance, recuerde que: “valen mas bellos principios, que bellas maneras”

Deje un Comentario